Los Oscar rompen el muro

La forma del agua es elegida Mejor Película y Guillermo del Toro se convierte en el cuarto director mexicano en ganar el Oscar en cinco años.

Desde el triunfo de La forma del agua y Guillermo del Toro como mejor película y director, hasta el doble reconocimiento de Coco como mejor largometraje de animación y canción original, Recuérdame, y la mejor película de habla no inglesa, Una Mujer Fantástica, primera chilena en ganar un Oscar. La 90ª edición de los Premios de la Academia la conquistaron los “inmigrantes”, como se autodenominó Guillermo del Toro, en su discurso de agradecimiento junto a sus predecesores mexicanos Alfonso Cuarón y Alejandro G. Iñárritu.

Warren Beatty y Faye Dunaway volvieron a anunciar los ganadores a Mejor Película.

La entrega de premios tuvo un inicio vintage, todo empezó en blanco y negro, con un pequeño repaso de los invitados a la ceremonia del Dolby Theatre en Hollywood Boulevard. Desde Marylin Monroe hasta Chadwick Boseman (Black Panther), pasando por Emma Stone y la criatura de La forma del agua. Ya en color, Jimmy Kimmel comenzó un discurso en el que aunó todos los temas de la gala. Los abusos y la discriminación femenina estuvieron igual de presentes que en todas las antesalas a los Oscar, así como Donald Trump y los ya característicos chistes del presentador sobre Matt Damon.

Warren Beatty y Faye Dunaway fueron, de nuevo, los encargados de anunciar el premio a Mejor Película. Esta vez sin errores, leyeron el nombre inscrito en un sobre negro custodiado desde el principio de la ceremonia por una estatuilla dorada aislada del resto. Contra todo pronóstico, la segunda favorita se hizo con el Oscar más importante de la noche. A pesar de toda la polémica de plagio, el cineasta mexicano perdió el reconocimiento a Mejor Guion Original frente al thriller de Jordan Peele, Déjame Salir, sin embargo, sí triunfó en las categorías de Mejor Director, Mejor Diseño de Producción y Mejor Banda Sonora Original.

En cuanto a los premios a Mejor Interpretación, Frances McDormand tomó el relevo de Viola Davis y Meryl Streep con un conmovedor discurso reivindicativo en el que invitó a todas las mujeres nominadas a levantarse y compartir con ella su premio. Guionistas, productoras, actrices, directoras de sonido, fotografía y demás cineastas se unieron a la actriz de Tres anuncios en las afuerasen defensa de las víctimas de abusos sexuales y la discriminación de la figura de la mujer en la industria cinematográfica. La intérprete, de 60 años, recogió su primer Oscar, que agradeció al guionista y director del filme, Martin McDonagh, y a su marido, el también cineasta Joel Coen.

A pesar de ser la favorita, de Tres anuncios en las afueras solo triunfaron sus actores. Sam Rockwell recogió el galardón a Mejor Actor Secundario, el primero de la noche. El mismo premio, pero en la categoría femenina,  se lo llevó Allison Janney, la protagonista del drama televisivo El ala oeste de la Casa Blanca recogió su primera estatuilla, entre lágrimas, por su papel de LaVona Harding en Yo, Tonya.

Gary Oldman se alzó con el premio a Mejor Actor por su trabajo en El instante más oscuro. Su interpretación de la eminente figura de Winston Churchill le valió su primer oscar en la que convino sería su “última oportunidad”.

No tan menos importantes
El auditorio estalló en alaridos cuando la ex estrella de la NBA Kobe Bryant subió junto a Glen Keane a recoger la estatuilla a Mejor Corto de Animación. Su película, Dear Basketball, es la emotiva carta que escribió al deporte cuando anunció su retirada animada con unas ilustraciones trazadas a lápiz que se desenvuelven entre las lineas del deportista y la banda sonora de John Williams.

Entre los discursos de agradecimiento y reivindicaciones de la noche, también hubo tiempo para las ocurrencias sobre la edad de algunos de los nominados. James Ivory se convirtió en el galardonado más longevo en ganar un Oscar, por su adaptación cinematográfica de Call Me By Your Name, y Roger Deakins se llevó, al fin, su estatuilla a casa. En su 14ª nominación a Mejor Fotografía, el trabajo realizado en Blade Runner 2049 le valió el reconocimiento de la Academia que, junto con la categoría de Mejores Efectos Especiales, fueron los únicos que se llevó la secuela del clásico de ciencia ficción.

Como prometía, la 90ª edición de los Oscar trajo consigo muchas sorpresas. Aunque al final fueron Mexico y Latinoamérica quienes lograron hacerse con la victoria. Poco después de la interpretación de la ganadora a Mejor Canción Original, Recuérdame, por el actor Gael García Bernal y los cantantes Miguel y Natalia Lafourcade; Guillermo del Toro se convertía en el cuarto mexicano en ganar el premio a Mejor Director, defendió su título junto al de Iñárritu y Cuarón como “un inmigrante que lleva 25 años viviendo en un país que es de todos”, en el el que el arte y la industria cinematográfica tiene el poder de “borrar las líneas en la arena”.