Los Globos de Oro denuncian que “se acabó el tiempo”

Esta 75ª edición de los premios de la Academia de la Prensa se celebraron en la madrugada del lunes 8 de enero con 'Tres anuncios en las afueras' y 'Big Little Lies' como vencedoras.

La ceremonia tuvo lugar en el hotel Beverly Hilton.

Los Globos de Oro se vistieron de luto en su septuagésima quinta edición, en solidaridad con las víctimas de los abusos sexuales.

Bajo los hashtags de #WhyWeWearBlack y #TimesUp, esta campaña se gestó en las redes gracias famosos y simpatizantes. Como resultado, en la gala solo tres de las asistentes optaron por el color, aunque más tarde aclararon que apoyaban la causa igualmente. El mensaje “Se acabó el tiempo”, contra el maltrato y los abusos sexuales, marcó los discursos femeninos de la noche, aunque el más llamativo fue el de Oprah Winfrey. La presentadora, productora, empresaria y actriz recibió el Cecil B. DeMille a su larga trayectoria profesional. El mismo premio que el año pasado recogió Meryl Streep, con un histórico discurso contra el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Opra Winfrey se refirió a Sidney Poitier en su discurso, el primer actor afroamericano que ganó un Oscar.

Winfrey lo tenía crudo para superar a la actriz, sin embargo, según las críticas de la noche, su speach habría sido digno de campaña presidencial. Empezó con una anécdota de 1964, en la que una pequeña sentada en unos ‘asientos baratos’ frente al televisor vio cómo Anne Bancroft contribuía a la historia al entregar el Oscar a Sidney Poitier, “el hombre más elegante que jamás haya recordado”, describió la galardonada. Como él, ella se convertía en la primera mujer negra en recibir aquel premio.

La actriz aseguró sentirse orgullosa de todas las mujeres que se habían atrevido a compartir sus historias, destacó que los abusos no solo ocurren en el mundo del cine y se encargó de rendir homenaje a esas mujeres “cuyos nombres nunca sabremos“.

Harvey Weinstein
“Buenas noches, damas y los caballeros que queden”, así daba comienzo la ceremonia el humorista Seth Meyers al inicio de su monólogo de presentación. Harvey Weinstein protagonizó la mayoría de los discursos, ya que presentadores y nominados hablarían sin tapujos sobre él. El que hasta hace poco era uno de los nombres más pronunciados entre los agradecimientos al Oscar, en su antesala, ha sido el más criticado e ironizado.

La reputación e influencia del magnate y productor de Hollywood ha quedado destrozada, después todos los escándalos de abuso sexual destapados en 2017. Esto ha hecho de esta edición de los Globos de Oro, una de las más polémicas de la historia.

Películas premiadas
Por otro lado, las películas fueron también protagonistas de la entrega de premios. Lady Bird y Tres anuncios en las afueras fueron las grandes triunfadoras de la noche. Una, la mejor comedia, se hizo también con la candidatura de Mejor Actriz Principal (Saoirse Ronan); la otra, el mejor drama, consiguió también el reconocimiento a mejor actriz dramática (Frances McDormand), además del de mejor actor secundario (Sam Rockwell) y  mejor guión (Martin McDonagh).

James Franco y Gary Oldman fueron los ganadores de la categoría a mejor interpretación masculina. El primero, actor y director de The Disaster Artist, subió a recoger su premio con su hermano y Tommy Wiseau. Este último es el director de The Room, el largometraje reconocido como “la peor película de la historia”, cuyo rodaje narra la obra de Franco. “A Tommy Wiseau le trataron como escoria y nosotros hemos hecho una película para hacerle relevante porque se lo merece”, argumentó el ganador, aunque más tarde sería criticado en las redes sociales por no haber permitido que hablase el otro cineasta.

Guillermo del Toro se llevó el premio a Mejor Director por La forma del agua, un drama fantástico que narra la historia de amor entre una mujer y un anfibio en plena Guerra Fría. Aunque era una de las favoritas a Mejor Película de Drama, tuvo que conformarse con la dirección y el Globo a Mejor Banda Sonora.

Lo último de Pixar, Coco, una historia sobre el tradicional Día de Muertos mexicano, sobre la música y los valores familiares, fue elegido el mejor largo de animación. Recuérdame, el tema original de la canción, perdió el Globo a Mejor Canción Original, que fue para This is me de The Greatest Showman.

La alemana En la Sombra, dirigida por Fatih Akin y protagonizada por Diane Kruger, logró el título a Mejor Película de habla no inglesa.

Series premiadas
La gran triunfadora de la categoría televisiva fue Big Little Lies, galardonada por partida cuádruple. La producción de HBO obtuvo el reconocimiento a mejor miniserie, actriz principal (Nicole Kidman), actriz secundaria (Laura Dern) y actor secundario (Alexander Skarsgård).

The Handmaid’s Tale (Los cuentos de la criada) y su actriz principal, Elisabeth Moss, fueron las otras vencedoras de la televisión, después de ganar el Emmy, no había ninguna duda de que el proyecto de HBO consiguió el Globo a Mejor Serie de Drama, la sorpresa llegó con la comedia. Will & Grace volvió a quedarse a las puertas con su vigésimo novena nominación The Marvelous Mrs Maisel, que también se hizo con el galardón a Mejor Actriz, por Rachel Bresnahan.

Desde hace tiempo, las entregas de premios cinematográficos se aprovechan para reivindicar asuntos sociales y políticos. Sin embargo, esta fue una de las galas más polémicas de la historia de los Globos de Oro. La mayoría de los discursos reivindicaron no solo la denuncia a los abusos sexuales, sino también el papel de la mujer en el cine. La actriz Natalie Portman, que presentaba junto a Ron Howard la candidatura a Mejor Dirección, dejó en evidencia a la Academia cuando en un acto impulsivo recalcaba que ninguna mujer había sido nominada, ni siquiera la cineasta Greta Gerwig, realizadora de la triunfadora Lady Bird. Fue una noche que dio pie a mucho barullo en las redes sociales, pero no precisamente sobre cine.