‘Handia’ encabeza las nominaciones a los Goya 2018

La 37ª edición de los Premios de la Academia de Cine español destaca por su apuesta hacia el "relevo generacional", por la presencia de más candidatos noveles y la amplia variedad de géneros entre los títulos seleccionados.

Ernesto Sevilla y Joaquín Reyes serán los presentadores de la 37ª ceremonia de los Goya.

Handia se impone con 13 nominaciones, cinco más que Verano 1993. La que fuera candidata española a competir por el Oscar quedó fuera de la lista el pasado viernes, según un comunicado oficial de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas estadounidense. Las predicciones ponían a la ópera prima de la directora catalana Carla Simón como la favorita, pero la película de los cineastas vascos Jon Garaño y Aitor Arregi sobre la historia real del Gigante Altzo encabeza este año la selección de la 37ª edición de los Premios Goya.

La Librería, de la reconocida cineasta Isabel Coixet, sigue al largometraje del gigante vasco muy de cerca, con 12 nominaciones. Una adaptación de la novela de Penélope Fitzgerald, rodada en inglés, que cuenta con Emily Mortimer,  Patricia ClarksonBill Nighy (nominado a Mejor Actor), como protagonistas.

Otra película que ha sorprendido por no encabezar la lista ha sido El Autor, de Manuel Martín Cuenca. El título líder en la lista de nominados a los Premios Feroz solo cuenta con nueve candidaturas a los Goya, entre las que destacan la de Mejor Actor Protagonista, por la interpretación del ya galardonado en 2015 Javier Gutiérrez, y la de Mejor Actor Secundario de Antonio de la Torre, doblemente congratulado -un año más- por su papel en Abracadabra, el filme de Pablo Berger que acumula otras siete nominaciones.

Con el mismo número de candidaturas le sigue Verónica, de Paco Plaza, una auténtica sorpresa, puesto que no es muy habitual que este tipo de premios tengan en cuenta al cine de terror.

El productor Enrique López Lavigne ha calificado la presencia de tantos cineastas noveles entre las candidaturas como “un relevo generacional”.

Candidatos noveles
La apuesta de la Academia por los cineastas noveles destaca en esta edición, el productor de varios de los títulos nominados Enrique López Lavigne ha calificado esto como “un relevo generacional”, por la entrada de “nuevos académicos”, que traen consigo nuevas tendencias al cine español. Además de Verano 1993, de Carla Simón, La Llamada, de Javier Calvo y Javier Ambrossi –más conocidos como Los Javis–, compite por cinco categorías. El musical narra la historia de una joven descarriada que recibe la llamada del Señor en un campamento de verano, en forma de un Dios que viste un traje de lentejuelas y canta canciones de Whitney Houston. Esta chocante y alocada historia recaudó más de medio millón de euros solo en los primeros tres días de estreno y nace de una obra de teatro que batió todos los récords de audiencia del célebre Teatro Lara de Madrid.

Eduardo Casanova, con su primera película Pieles, sigue a Los Javis en la lista de noveles con tres nominaciones. El actor de Aída se pasa a la dirección con una producción de cine independiente sobre los prejuicios de la sociedad, producida por Netflix y Alex de la Iglesia.

Lino Escalera completa la apuesta cinematográfica de nuevos talentos con su doble nominación, a Mejor Dirección Novel por No sé decir adiós, y Mejor Cortometraje de Ficción por Australia.

Al margen de la producción, en el campo de la interpretación, cabe destacar las nominaciones de las veteranas Maribel Verdú (Abracadabra) y Penelope Cruz (Loving Pablo) a Mejor Actriz Protagonista, como Javier Bardem (Loving Pablo) y Andrés Gertrudis (Morir), en la categoría masculina. La ganadora del Goya a Mejor Actriz Revelación del año pasado, Anna Castillo, repite experiencia como nominada a Mejor Actriz de Reparto, junto a su compañera de rodaje en La Llamada Belén Cuesta.

La ceremonia de los Goya se celebrará en el Madrid Marriott Auditorium Hotel el próximo sábado 3 de febrero. Este año los encargados de presentarla serán los humoristas Joaquín Reyes y Ernesto Sevilla, protagonistas de programas como La hora chanante o Museo coconut. Toman el relevo del tres veces presentador de la gala Dani Rovira, y para estar a su altura, sin caer en la polémica, han asegurado que se harán cargo de que la gala no sea aburrida. Para ello, los cómicos han declarado que serán “fieles” a su humor.