De la supervivencia al heroísmo: la historia de ‘Venom’

'Venom' arrasa en taquilla, aunque las críticas la destrozan. Sin embargo, la película encierra un significado antropológico muy profundo. 'Venom' explica el camino de un antihéroe para convertirse en héroe.

La película ‘Venom es un largometraje de acción y fantasía que explora los orígenes de una sustancia simbiótica alienígena, cuya misión es llegar a la Tierra y sobrevivir. Mediante unos astronautas, cuatro simbiontes llegan al planeta, y, por diversas razones, uno de ellos se apodera de Eddie Brock, el protagonista de la historia.

La trama de la película expone la historia de dos personajes, Eddie Brock y el señor Drake, que luchan entre sí. Sin embargo, no son ellos los que luchan. No son solo ellos. Ambos están en simbiosis con esa sustancia. Una de ellas se llama Venom y la otra se llama Riot. Riot tiene una personalidad que busca lo mejor para él, una sed de venganza y de conquista en todo momento. Se le tacha como un personaje malo, sin capacidad de redimirse, contra el que solo queda luchar. Una personalidad parecida a la de su portador, Drake, que es igual de ambicioso y con aires de superioridad que él.

Por el contrario, Venom, al principio, solo quiere sobrevivir. El personaje de Venom es igual que el de Eddie: un antihéroe con necesidad y ganas de sobrevivir en un mundo que le ha dado la espalda. Sin embargo, Venom está asalvajado, ya que no conoce las costumbres terrestres y ve como algo normal comerse a la gente o destrozar edificios. El personaje simbiótico entre Venom y Eddie sufre varios cambios a lo largo del largometraje. El cambio que vive Venom se debe a Eddie. Eddie es un periodista que pierde su trabajo por contrariar a Drake, un potente empresario, con un pasado oscuro. Le deja su novia y se queda totalmente solo. Por tanto, tiene que volver a ser feliz, volver a vivir.

Venom refleja el aprendizaje del ser humano, desde los momentos más duros hasta los más felices. La película enseña que la maldad solo lleva al fracaso, que los baches se superan sufriendo y aprendiendo, porque, si no, uno acaba explotando.

Sin embargo, ¿qué ha ocurrido en Rotten Tomatoes? Parece ser que la audiencia adora el film de Tom Hardy, mientras que las críticas oficiales afirman que la película es realmente mala. La mayoría de los espectadores, ajenos a las historias de los cómics, han puntuado realmente bien la película. Sí que molestó que el rating fuera para los 13 años, en vez de para los 18. Se perdieron escenas de acción, de sangre y de lucha auténtica, para aumentar la taquilla. Por supuesto, esto no ha pasado desapercibido para las críticas oficiales. Los críticos de cine, conocedores de las historias gráficas de este clásico villano de Spider-Man, afirman que necesita urgente y desesperadamente un Spider-Man para darle sentido al personaje.

Según Pedro Gutiérrez Recacha, coautor de El antifaz transparente, Venom es inherentemente malvado. Es un organismo vivo, con el poder de amplificar la agresividad de su portador e incapaz de aprender de él. La película de Spider-Man 3 sigue el eje cristiano del perdón, en el cual Venom ha de redimirse, y, al ser incapaz de hacerlo, Peter Parker ha de intentar matarlo mediante vibraciones altísimas.

‘Venom’ contradice lo expuesto en Spider-Man 3. Por tanto, solo queda la duda de saber si desde Marvel cambiarán la psicología del personaje, con el fin de hacer de un villano clásico, un antihéroe con la capacidad de convertirse en héroe y salvar la humanidad.