Carlos Ruiz Zafón vuelve para poner fin a su Cementerio de los Libros Olvidados

Cinco años después de la publicación de su último libro, el escritor barcelonés regresa con `El laberinto de los espíritus´.

El célebre novelista español publicó el pasado 17 de noviembre, el que será el último de su saga de libros más conocida y premiada. Quince años después de La sombra del viento, su obra superventas, traducida ya a 36 idiomas y cuya primera edición alcanzó los 700.000 ejemplares entre España y Latinoamérica, Ruiz Zafón pone fin a esta tetralogía con El laberinto de los espíritus.

9105973973_5a2cccd1ea_z
Firma del autor bajo el nombre de su alter ego, Julián Carax.

Las dos primeras obras de la serie literaria no guardan relación entre sí, son dos historias ambientadas en distintas épocas, con diferentes personajes y cuyo único punto de encuentro es el Cementerio de los Libros Olvidados, un lugar fascinante y enigmático, reservado para los verdaderos amantes de la literatura. Un misterioso santuario de paradero desconocido, oculto en algún lugar de Barcelona, que almacena las obras literarias extraviadas u olvidadas en la historia.

El tercer libro, es un nexo de unión entre los precedentes. Se trata de una novela gótica que cuenta dos historias, una presente y otra pasada, cuyo epílogo dejaba una gran incógnita, resuelta en esta última entrega. El laberinto de los espíritus es un apasionante relato de misterio y aventuras que cierra la historia de forma definitiva .

El autor se despide así de su alter ego, Julián Carax, de toda la familia Sempere y del campechano Fermín Romero de Torres, a quien el escritor ha dedicado una emotiva carta de despedida donde describe al protagonista de El prisionero del cielo como “un superhéroe capaz de mantener el tipo en tiempos de contumaz papanatería”.

26653164621_1c19c10717_z
Carlos Ruiz Zafón, 2016.

Carlos Ruiz Zafón está considerado como el escritor que más vende en lengua española después de Cervantes. Sus libros no solo tienen cabida entre los lectores más longevos, sino que el autor tiene su propia saga juvenil, La trilogía de la niebla, donde narra las historias que a él le habría gustado leer de joven y que escribió cuando no era más que un novato literato, tres novelas cortas de fantasía y misterio bajo un ambiente un tanto tenebroso.
Respecto a la posibilidad de llevar al cine sus obras, el novelista ha declarado que ni se lo plantea, “no necesito el dinero y es imposible hacer una mejor película que la que uno va a ver cuando empiece a leer la novela, sería una traición, algo redundante, irrelevante y totalmente innecesario”.