Victoria Prego en la UFV: “Sin periodismo libre no hay Democracia”

En un encuentro organizado por el Grado de Periodismo de la UFV, la presidenta de la APM señaló que todo periodista debe disponer de instrumentos intelectuales para comprender la realidad, capacidad de expresión y máxima honestidad.

Con información de APM

En la actualidad, “los periodistas tienen muchas más oportunidades que hace cuatro o cinco años”, señaló Victoria Prego, presidenta de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM), en un coloquio con los alumnos de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) el pasado 26 de septiembre. El acto estuvo moderado y presentado por el periodista, profesor de la UFV y exdirector de Mirada 21, Gabriel Sánchez. La presidenta de la APM se mostró esperanzada con el futuro de la profesión y así se lo trasladó a los alumnos de Periodismo, a los que advirtió de que el futuro de la prensa está asegurado porque “es uno de los cimientos fundamentales de un sistema democrático” y “si no hay periodismo libre, no hay democracia”.

La sala de grados de la UFV, abarrotada para escuchar a Prego. Foto: APM

Tras pasar la profesión por “un momento muy crítico”, en el que “los medios tradicionales se encontraban en crisis y los digitales no habían despuntado todavía”, la situación parece que “está cambiando y equilibrándose”, según Prego. Para la veterana periodista, este hecho le permite ser “un poco menos pesimista de lo que era hace cuatro años”. “Ahora los periodistas tienen muchas más oportunidades”, dijo refiriéndose al aumento de los medios digitales. También aludió a la comunicación empresarial, como “otra opción abierta y en alza” para los periodistas, aunque aclaró, eso sí, que no es lo mismo hacer información que comunicación.

Independientemente de los cambios que se han producido en la profesión debido a las nuevas tecnologías, Victoria Prego advirtió de que los principios continúan siendo idénticos. Al respecto, recomendó como cualidades indispensables para todo periodista: disponer de instrumentos intelectuales para comprender la realidad, capacidad de expresión y máxima honestidad.

La presidenta de la APM cree que “en España se sigue haciendo muy buen periodismo”.

A pesar de que en “España se sigue haciendo muy buen periodismo”, “también se hace muy mal periodismo”, lo que ha provocado que “el papel de los periodistas y su prestigio en la sociedad haya caído a niveles mínimos”. El periodismo sin adjetivos, apuntó Prego, “ha sido tapado por el periodismo espectáculo”. Para la presidenta, la situación en la que se encuentra la profesión ha sido motivada porque se ha realizado “un periodismo un poco emborronado donde no se procuraba elaborar la información con la máxima dosis de objetividad y la opinión no se procuraba emitir con la máxima dosis de honestidad”. Este hecho ha provocado que “la audiencia, definitivamente, se crea que todos los periodistas somos una panda de mangantes”.

A esta práctica se le ha unido el “periodismo propagandista”, que calificó de “lamentable”. “Hay periodistas que se han dedicado a trabajar al servicio de un partido político o poder empresarial y eso se nota”, aseveró, provocando que todos los periodistas parezcan “una panda de filibusteros y no lo somos”, expresó con rotundidad.

Alfonso Sánchez explica los servicios de la APM, acompañado de Victoria Prego y Gabriel Sánchez. Foto: P.V.-APM

Victoria Prego estuvo acompañada, también, por el secretario general de la APM y presidente de la Comisión de Formación y Empleo, Alfonso Sánchez, quien explicó el papel de la asociación y su valor como aglutinador de periodistas. Además de la defensa de la libertad de expresión o del amparo de los profesionales, destacó otros servicios como la formación, el empleo o el asesoramiento fiscal y contable para autónomos. Asimismo, Prego adelantó que se está proyectando ofrecer un seguro de responsabilidad civil debido al número incipiente de periodistas que trabajan como autónomos y que no cuentan con el respaldo de su empresa. En definitiva, la presidenta defendió el valor de la institución como el lugar donde “los periodistas estamos cobijados, juntos y donde nos podemos defender porque solos somos más débiles”.