«Todo comenzó en un bar de Barcelona»

El P. Rafael Pou, L.C. habla sobre su nuevo libro ‘Filosofía de bar para un mundo posmoderno’

P. Rafael Pou, L.C. junto a su libro. Fuente: Instagram

El padre Rafael Pou, L.C., uno de los capellanes de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV), explica las motivaciones y temas que se tratan en su nuevo libro Filosofía de bar para un mundo posmoderno en una conversación con Mirada21.es

El P. Pou explicó como le llegó la inspiración para este libro: “Todo comenzó en un bar de Barcelona, el típico en el que estás con tus amigos hablando de mil cosas, en el que comienzas hablando de banalidades y terminas con cosas serias y de Dios también”. Contó también la conversación que tuvo ese día en el bar, en la que explicó que, en ese momento que le echaba azúcar al café, acababa de ”demostrar que Dios existe” ya que, “le echas azúcar porque piensas que así está más bueno” y, por consiguiente, es en busca de un bien. Con esto explica que “lo curioso del hombre es que por más que busca y sigue esos bienes, nunca alcanza lo que quiere, sus deseos lo llevan a un horizonte y luego hay otro detrás” y nunca se llega  a alcanzarlo todo, lo que hace de los seres humanos “animales sumamente raros y sumamente absurdos”.

El capellán de la UFV quiere que este libro sea “profundamente iluminador y fuente de esa alegría que da el encontrar la Verdad, el Bien y la Belleza”.

Explicaba cómo había llegado a la conclusión de que “o el hombre es un animal sumamente absurdo hecho para una felicidad que nunca logrará alcanzar, un ser desequilibrado hecho para fracasar en su búsqueda de la felicidad, o existe un bien infinito, capaz de saciar esa sed infinita”, para lo cual se debe pensar en Dios no como alguien que castiga, sino como “ese bien infinito para el que está hecho tu corazón y que puedes incluir en cada canción que logra arrancar algo en tu alma, en cada atardecer, en el amor por tu seres queridos”. Al P. Pou todo esto lo iluminó a pensar en cómo se podían traducir “las grandes preguntas y respuestas de la filosofía” a un lenguaje de bar y de conversación con amigos.

Al preguntar cómo resumiría este libro, respondió que este trataba de acompañar al lector en “dos grandes búsquedas del ser humano: la pregunta por la verdad y la búsqueda de la felicidad”, definiendo la pregunta por la verdad como: “Entenderme quién soy, qué es este mundo y quién soy yo dentro de este mundo”. El P. Pou explica la búsqueda de la felicidad como “la búsqueda de la felicidad infinita, a la que aspira tu corazón”. El capellán de la UFV quiere que este libro sea “profundamente iluminador y fuente de esa alegría que da el encontrar la Verdad, el Bien y la Belleza”. Además, propone, como respuesta a esas dos búsquedas, a Jesucristo, luz del mundo, en respuesta a la búsqueda de la verdad, y a Jesucristo, agua viva, en la búsqueda de la felicidad.

El padre añadió que para él lograr “estimular esas preguntas en los jóvenes” y que lo acompañen en esa búsqueda sería un gran logro, en el caso de lectores creyentes y no creyentes. Hizo hincapié en su deseo de que este libro sirva para que el lector católico “pueda unir su razón y su fe” para que este pueda formar una “cosmovisión coherente de su fe”. Además, argumentó que esto era de extrema importancia: “Muchas veces los católicos creemos con el corazón, pero nuestra razón está completamente prisionera de la caverna posmoderna y su razón y su corazón son como dos habitaciones que no une ningún pasillo. Viven en una esquizofrenia existencial”.

Verdad y felicidad
El P. Pou explicó también cómo en la sociedad actual se ve la verdad como enemiga de la felicidad; cómo se ve “cualquier parámetro externo como un límite” en vez de una oportunidad de crecimiento y de Verdad, Bien y Belleza. Para argumentar el error que esto implica en la sociedad, puso el siguiente ejemplo: “Si yo pretendo asesinar a la verdad para ser libre, quito las líneas del campo de tenis, quito la red para no sentirme juzgado y sentir que lo hago mal, nadie me dirá que lo estoy haciendo mal, pero pierdo la oportunidad de aprender a jugar al tenis y de crear bien y crear belleza en mi vida”. “Todos los relatos, proyectos y mapas fracasan y parece que estamos en un vacío en que flotamos, en el que ya no hay verdades, lo único importante es que seas libre porque la verdad no existe”, define como regla básica de la posmodernidad. A pesar de esta afirmación, asegura que el ser humano de la era posmoderna sí tiene un sistema de creencias, y asegura: “El hombre posmoderno hoy no cree en Dios padre todopoderoso, su hijo Jesucristo, la Virgen María y los santos, pero hay verdades en las que cree con igual intensidad emocional y con igual fervor, y son exactamente las que intento identificar con esos mandamientos del hombre posmoderno. Para hacerle la pregunta al lector de si esas visiones responden a la verdad”.

El capellán de la UFV recomendó además dos libros para los jóvenes que hayan disfrutado de este libro: Relativismo: ¿Relativo o Absoluto? ,de Peter Kreeft, para quien quiera profundizar en el tema del relativismo, y El Sentido busca al hombre, de S. Huvelle, F. Sánchez L.C. y S. Antuñano, para los que hayan decidido profundizar en la opción de Jesucristo.

El P. Rafael Pou, L. C. juntos con otros Legionarios de Cristo participa en el canal de YouTube Hablando en Cristiano, en el que, al igual que en el libro, analizan temas filosóficos y teológicos a través de la cultura popular.