Suena radio en la UFV

Alumnos, profesores, expertos y profesionales se unieron en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) para hablar de radio en su día mundial.

Es justo el día 13 de febrero, cuando muchos están pendientes del día después, San Valentín, cuando los enamorados de vocación, los frikis del micrófono, como dice Gorka Zumeta, demuestran el amor hacia él más que ningún otro día. Es, ahí, cuando los amantes del medio salen del estudio para gritar cara a cara que la radio no está muerta.

La Facultad de Comunicación de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) se preparó, las señales horarias sonaron y la alfombra roja se desplegó. Guillermo Vila y Alfredo Arense, profesores de la UFV y presentadores del programa en directo, recibieron entre aplausos a los autores que cada día despiertan y acuestan la radio española de entretenimiento. El salón de grados de la universidad, abarrotado, recibía a Javi Nieves, presentador de Buenos días Javi y Mar, de Cadena 100, y a Frank Blanco, locutor en la cadena Europa FM.

La incógnita del futuro de la radio y qué hacer para trabajar en él. La radio no está muerta ni lo estará, para alivio de muchos jóvenes que sueñan con estar algún día detrás de esos micros contando historias. Entre risas, Nieves y Blanco hablaron de su trayectoria y de las anécdotas del día a día en la radio. Las «mentirijillas», el humor y la bonita relación entre locutor y oyente que ningún medio es capaz de crear, y que la radio construye desde que el sol canta los pitidos de las seis, hasta que la luna hace dormir.

Se vive en una sociedad impaciente. La radio necesita adaptarse, «ahora todo el mundo quiere ver cinco capítulos seguidos de una serie», dijo Blanco. Es un síntoma que la radio ha sabido erradicar, lo que muchos califican como una nueva revolución radiofónica: El podcast. La radio desde fuera parece sencilla, y ahora lo es mucho más que antes dijo Nieves. Pero ser una estrella de la radio a veces no es sencillo, hay más vida detrás de eso, sin vida fuera no hay nada que contar luego a los oyentes, afirmó Nieves. Para Blanco, desconectar de su trabajo es prácticamente imposible, pero, como finalizó Nieves: «lo importante es llegar a casa y estar rodeado de la familia».

La admiración de los alumnos en las fotos y autógrafos marcó el final de un primer encuentro que dio paso, entre gritos de emoción, a la última mesa antes del mediodía. La segunda conferencia, La Radio del futuro, contó con los ponentes Gorka Zumeta, consultor y periodista; Luis Miguel Pedrero, profesor e investigador de la Universidad Nebrija; y Molo Cebrián, periodista.

Todos se preguntan qué pasará con el medio que más influencia tuvo sobre la sociedad en el siglo pasado. Nada estaba claro hasta que intervino el profesor Pedrero, escritor del libro La transformación digital de la radio. Ahora, parece estar más claro, y uno de los problemas de la radio se puede solucionar, dijo Pedrero. «Se han multiplicado las formas de escuchar radio y ahora hay un público más extenso que permitirá financiarlo de múltiples maneras, más que la publicidad», añadió Pedrero. Zumeta cree que el mando del barco lo tienen los oyentes y aseguró que la radio irá adonde el público quiera.

El público quiere radio, radio rápida, por eso surgió el podcast. Molo Cebrián es el creador de uno de los podcast más escuchados a nivel mundial: Entiende tu mente. Actualmente, monetizar este formato es muy complicado, pero él vive de ello y consigue ayudar a vivir mejor a los demás. Su truco son las ganas y declaró que la labor del podcaster es hacer el mejor contenido con pasión.

Dos horas después, entre comida y descanso, llegó, quizás, la mesa más especial, Vocación y éxito. La seña de identidad de la UFV. La última ponencia fue diferente, fue una conversación en la que fue su casa y donde aprendieron parte de lo que son ahora. Intervinieron tres profesionales de la radio reconocidos con Premios Ondas y Antena de Oro, Juan Pablo Polvorinos (esRadio), Alicia Heras (Onda Cero) y Pablo Romero (podcaster).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si trabajas en algo que te guste, no trabajarás ningún día de tu vida. La vocación en el periodismo es el primer cimiento, o eso dicen. Heras lo descubrió en la soledad de la serranía conquense, donde se crió. Para ella, la radio es soñar y cree que el éxito es llegar a casa y dormir tranquila. Además, los tres coincidieron en la importancia de la UFV en sus vidas y, sobre todo, en su trabajo.

Llegó el turno de Romero. Contó su historia y sorprendió a muchos de los alumnos de la sala. Salió de la UFV de la mejor manera. El Mundo y Onda Cero le ofrecieron un puesto de trabajo a la vez, el dilema le llevó a decantarse por la prensa escrita, y el motivo fue el dinero. Más tarde se dio cuenta de que trabajar en equipo no entraba dentro de sus planes y quería ser su propio jefe. Las tres muertes de mi padre fue el podcast que le llevó a ganar un Ondas.

Polvorinos entró en el mundo de la radio «como esa chica por la que empiezas a hacer cosas sin darte cuenta de que estás enamorado», explicó. Actualmente, es el director de Informativos de esRadio y gracias a ello sus vitrinas cuentan con una Antena de Oro. Los galardones para él tienen una importancia relativa. Según dijo: «Todos somos efímeros, siempre llegará alguien que te sustituirá». Los valores de la UFV quedaron plasmados en las palabras de Polvorinos, quien finalizó destacando lo sacrificado que es el periodismo. Heras terminó mandando un mensaje recalcando el optimismo que hay que tener ante lo que se viene: «La radio no va a morir, porque la radio siempre da algo al que está escuchando», dijo.

Los alumnos, profesores y profesionales rompieron en un aplauso para terminar el día. El tiempo pasa rápido, muy rápido, cuando se disfruta. El reloj marcó las 17:00 h, una hora menos en Canarias. La radio no envejece, sí se transforma, y hay algo que quedó más claro: este oficio está más vivo que nunca.