Pablo Casado: “Crear nuevas fronteras en el siglo XXI es peligroso”

El vicesecretario del PP y el consejero delegado del Comité Lar, Miguel Pereda, visitan la UFV para hablar sobre invertir en España.

Fotografía de Luis H. Rodríguez.

El vicesecretario de Comunicación del Partido Popular, Pablo Casado, y el consejero delegado y miembro del Comité del Grupo Lar, Miguel Pereda, visitaron la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) para presentar el Red de Inversores de la UFVTras una breve introducción realizada por el rector de la universidad, Daniel Sada, el director de la Red de Inversores UFV, Pablo Gimeno, moderó el debate entre los dos invitados.

Aunque en un principio Gimeno explicó que el coloquio se dividiría en tres partes, una centrada en la economía del mundo, otra más concreta en España y una conclusión más “cercana”, el transcurso del debate permitió salir de las pautas establecidas. Después de ser presentado, Casado comenzó su discurso remarcando que la universidad “enseña la vocación pública”, pero advirtió de que en España “se está perdiendo”.

“Nos preocupamos más por el populismo”, aseguró Pereda al hablar de Cataluña.

“De mi curso, pocos se han dedicado a emprender”, continuó el vicesecretario (que estudió Derecho y Economía), “pero a los que lo han hecho les ha ido muy bien”. Casado repartió las culpas de la poca inversión en España a dos sectores: la estructura nacional y la opinión pública. “El tejido en Europa y España no ha facilitado el emprendimiento”, explicó haciendo referencia a la primera de las causas.

Respecto a la opinión pública, el vicesecretario expresó que, en España, “el empresario está mal visto”. Hizo un breve llamamiento a cambiar esta clase de tópicos para poder facilitar la inversión en el país y así mejorar la situación, porque, según Casado, “un empresario es un emprendedor”.

El impacto de Cataluña
Miguel Pereda quiso dejar una cosa clara: “El tema catalán, para los empresarios, es un problema relativo”. El empresario explicó que a comienzos del procés podría haber más dudas, pero que ahora está claro que “hay solución”.

Aun así, admitió que desde las semanas previas al 1-O han sido “más cautos”, pero sin variar “su trabajo”. “Nos preocupamos más por el populismo”, aseguró cuando surgió el tema de Trump y el Brexit.

Para Casado, es esencial empezar a “digitalizar España”.

Para Casado, la crisis catalana ha demostrado que la sociedad está en “la era de la posverdad y las fake news“. Además, aseguró que “la redefinición de fronteras en pleno siglo XXI es peligrosa”. Aun así, el vicesecretario recalcó que la “inestabilidad” de España “no es muy distinta a la del resto de países europeos”.

La cuarta revolución
Pablo Casado afirmó que los políticos europeos están “en Marte”, cuando habló sobre la necesidad de modernizar los Estados y asumir los avances tecnológicos respecto a los inversores. Casado rememoró las tres revoluciones industriales de la historia (agrícola, industrial y tecnológica) para luego asegurar que la cuarta “sí ha llegado”.

“Dejemos de estratificar a los usuarios”, instó Casado al explicar que muchas empresas aún dividen al público según parámetros anclados en el pasado. También exigió que había que empezar “ya” a “digitalizar España” e hizo referencia al inminente avance de Internet y un concepto que cada día coge más fuerza: la Inteligencia Artificial.