Los ‘Franziskaners’ se proclaman campeones de la Liga B Universitaria

El equipo masculino de rugby de la UFV se alza con el campeonato tras imponerse a la Universidad Europea de Madrid por 38-10.

Formación de los ‘Franziskaners’ en la temporada 2017/18. Autor: Guillermo Suárez.

Ya es una realidad. Después del pitido del colegiado que decretaba el final del partido entre la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) y la Universidad Europea de Madrid, los Franziskaners, como se conoce al equipo entre los muros de la UFV, se convirtieron en los ganadores de la Liga B Universitaria de Madrid. Y lo hicieron por la puerta grande, al derrotar, en el último partido de la temporada, a la Europea por 38-10.

Pero llegar a lo más alto del podio no fue tarea fácil para los hombres de Manolo Moriche. Al término de la primera fase de la Liga Universitaria, las aspiraciones a conseguir el título eran nulas en el banquillo de la UFV. Pero todas las grandes historias tienen un comienzo, y el de los Franziskaners fue un ejemplo de superación, esfuerzo y, por qué no, creer hasta el final.

Un duro camino

El 11 de octubre de 2017, se citaron en el Parque Deportivo Puerta de Hierro el CEU San Pablo y la UFV, con el fin de dar un golpe sobre la mesa en el inicio del campeonato liguero. Los Franziskaners asumían el choque fuera de casa, pero eso no les hizo echarse atrás y, ante toda la grada visitante, colocaron un 8-14 final en el marcador. Menos suerte tuvieron un mes después, fecha en la que el mismo CEU devolvió la derrota de la ida a los guerreros de la UFV, ya que el partido finalizó con un 17-24 a favor de los visitantes.

Desde ese momento, los Franziskaners no volvieron a degustar ese plato tan amargo que es la derrota. Abrieron el año con victoria: 7-31 contra la Universidad de Alcalá. Disfrutaron del Carnaval imponiéndose a la Rey Juan Carlos por 52-20. Celebraron San Valentín con un 19-24 a favor frente a la Europea. Y cerraron el mes de febrero con un abultado 59-24 a favor contra Alcalá.

En marzo, llegó el el colofón de una temporada para enmarcar, aunque el mes no comenzó bien. Una derrota a manos de la Rey Juan Carlos, fuera de casa, pusieron las cosas interesantes para el último encuentro de la temporada. Los Franziskaners se enfrentaron en la jornada final a la Europea y no dejaron escapar el campeonato. 38-10 y, esta vez sí, campeones de Liga.

El equipo, la familia

Si por algo destaca el rugby entre los demás deportes es en su sentimiento de unión y familia. Y eso es lo que caracteriza a este equipo, en ser una piña desde el primer momento hasta el último. En dar la cara por los compañeros cuando están en apuros, en jugarse el físico por el que se tiene al lado, sabiendo que él haría lo mismo. En resumen, en ser siempre una unidad, que piensa y ejecuta las acciones como uno solo.

La temporada de los Franziskaners podría resumirse en fuerza y carácter. Pero entonces, ¿dónde quedarían los aspectos más importantes del rugby?. Un equipo funciona cuando persisten la unidad y las buenas relaciones entre los integrantes. Por ello, esta victoria no la han conseguido los 15 que jugaron el partido, la han obtenido todos los componentes de esta piña, desde el que se perdió la temporada por lesión, hasta el que animaba en las gradas y casi pierde la voz.