La Universidad Francisco de Vitoria celebra su 25 aniversario

La comunidad educativa ha podido participar en numerosas actividades a lo largo de la jornada. Este ha sido el primer acto del curso para esta conmemoración.

El rector de la UFV, Daniel Sada, participó en la jornada. Foto: Isabel Torres

Escrito por Lydia Ortiz y Clara Mollá.

La Universidad Francisco de Vitoria (UFV) ha cumplido 25 años y lo ha celebrado con una jornada de apertura. Esta comenzó a las 12:00 h con el discurso del rector, Daniel Sada, después de que él mismo soplara las velas. Hasta las 16:00 h, facultades y departamentos compartieron con alumnos y docentes las actividades que realizan a diario.

Sada mostró su ilusión y alegría en este día. “Sentimos agradecimiento por lo que ha pasado y responsabilidad por lo que tiene que pasar. Tener entre las manos esta universidad es para hacer algo relevante en la sociedad”, comentó Sada. Además, el rector dirigió unas palabras a los estudiantes: “Me gustaría decirles que aprovechen al máximo cada oportunidad. También, que se den cuenta de que no somos universitarios porque lo merecemos, sino que es un regalo que se nos hace y tenemos que cuidarlo con gran responsabilidad”.

“Que los alumnos permitan que la universidad pase por ellos, no que ellos pasen por aquí”, comenta Laura Zazo.

Muchos de los profesores que se encontraban en el campus este día fueron estudiantes de la universidad. Laura Zazo, antigua alumna y redactora de Mirada 21 en sus inicios, es actualmente profesora de Periodismo, y no quiso perderse la celebración. “Siento una ilusión tremenda al celebrar estos 25 años. Recuerdo mi vida universitaria y siento orgullo de lo que era entonces y de cómo ha crecido. A pesar de los cambios, sigue teniendo al alumno en el centro de todo su proyecto y permanece lo mismo que me enamoró hace 20 años y que sigue haciéndolo cada día”, explicó Zazo.

Entretenimiento para todos
Alrededor del campus se instalaron food trucks y se repartieron camisetas de la universidad a los alumnos. Además, los presentes pudieron participar en numerosas actividades. Algunas de ellas solidarias, como ¡Mójate por Etiopía!, y otras que pretendían hacer reflexionar.

En la U-Shop se realizó un concurso de literatura instantánea y, en una de las paredes cercanas, el Instituto John Henry Newman colgó tres paneles blancos con algunas preguntas para provocar la reflexión de los visitantes: “Si mañana se te pidiera la vida, ¿qué te gustaría hacer?”, “Si alguien tuviera todas las respuestas, ¿qué le preguntarías?”, “El amor es como el wifi. Está en el aire, pero no todos tienen la clave, ¿cuál es la tuya?”Al final de la jornada, estaban llenos de frases que habían ido escribiendo alumnos de todas las carreras.

Durante todo el día, DJ Ardiya aportó un toque musical y reunió a los alumnos frente al escenario. Mientras, los demás disfrutaban jugando en el futbolín humano, contemplaban el coche de competición expuesto por el MSI o participaban en alguno de los concursos organizados.

Desde el edificio de Comunicación, se organizó una ruta que permitía a los visitantes ser espectadores de un programa de radio y televisión en directo y comprobar cómo se trabaja en la redacción de un periódico digital.