La UFV protagoniza la Noche de los Investigadores

Salud, moda y videojuegos han sido algunas de las apuestas de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) en este proyecto.

Algunas estudiantes de la UFV presentaron sus vestidos en el campus. Foto: D.P.

Realizada por Lydia Ortiz, Pablo Taboada y Sergio Aguilera.

La Noche Europea de los Investigadores es un programa de divulgación científica que tuvo lugar el pasado 28 de septiembre. Este proyecto se lleva a cabo desde 2005 en más de 340 universidades del continente. Su principal objetivo es acercar los investigadores a los ciudadanos para que conozcan su trabajo, los beneficios que aportan a la sociedad y su repercusión en la vida cotidiana. En la Comunidad de Madrid está promovida por la Consejería de Educación e Investigación y coordinada por la Fundación Madri+d. Además, está financiada por la Unión Europea, a través del Programa Horizonte 2020.

En el marco de la Noche Europea de los Investigadores, la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) organizó una serie de actividades. En un ámbito científico, se encontraba la conferencia ¿Podemos reentrenar nuestro cerebro? y el taller de Médicos por una noche, que se realizó en el Centro Universitario de Simulación Clínica Avanzada de la UFV. En cuanto a la moda, los estudiantes de Diseño y Bellas Artes mostraron en el campus de la universidad sus vestidos, inspirados en deidades griegas. Otra de las opciones que estuvo abierta fue Videojuegos, más allá del ocio, donde la UFV aprovechó para promocionar y visibilizar su Grado de Creación y Narración de Videojuegos.

‘¿Podemos reentrenar el cerebro?’
“La práctica es sinónimo de aprendizaje”, así explicaba Juan Pablo Romero, uno de los ponentes, su teoría sobre cómo poder reentrenar el cerebro. Diferentes investigadores, como José Ignacio Serrano y María Dolores Castillo, quienes se encargaron de dar la charla, resolvieron las preguntas y afrontaron cuestiones básicas para entender el mecanismo neurológico. Algunas de las cuestiones fueron desde qué es el cerebro hasta qué es la remodelación. Finalmente, algunos asistentes pudieron probar los juegos para llevar a la práctica el aprendizaje de la mente.

Foto: D.P.

Emerge, en la Antigua Grecia
Alumnos del Grado de Diseño y Bellas Artes de la UFV participaron en la pasarela Emerge. Los trabajos presentados seguían una temática basada en dioses griegos. Los colores blancos y dorados predominaron en vestidos y tocados. Algunos más sencillos y otros más extravagantes consiguieron captar la atención del público allí presente. Estos vestidos fueron expuestos hace unos meses en el Museo del Traje de Madrid, que ha participado un año más en este proyecto. El director del grado, Pablo López Raso, considera que este proyecto aporta a los alumnos “una experiencia muy valiosa, no solo como creadores, sino como investigadores”, ya que tienen que informarse sobre la temática y comprenderla bien para poder sacar adelante sus diseños.

Videojuegos, más allá del ocio
Jóvenes de todas las edades tuvieron la oportunidad de conocer el lado más íntimo de los videojuegos. Los asistentes formaron parte de diversos talleres que trataban de acercar el diseño, programación y arte de los juegos. Las actividades fueron dirigidas por Pablo Medina, Gabriel Peñas, David García y Borja Borinaga. La directora del Grado de Creación y Narración de Videojuegos, Belén Mainer, afirmó que con estas actividades se busca “acercar las ciencias de los game studies al público en general”. En la actualidad, los videojuegos facturan más que la música y el cine conjuntamente.

Eliminando prejuicios
También en el contexto de la Noche europea de los investigadores, la Cátedra de Inmigración y el Grado en Marketing organizaron el taller “La ciencia descubre la identidad cultural de los inmigrantes”. En la actividad participaron aproximadamente unos 70 alumnos, de 1º y 2º de Marketing y de 1º de ADE y Marketing. El taller tuvo como objetivos contribuir a eliminar prejuicios y etiquetas sociales, que, muchas veces, dificultan el respeto y la convivencia entre los jóvenes. A través de esta actividad, los participantes comprobaron cómo el método científico como herramienta y el Marketing Social son un medio eficaz del conocimiento de la realidad y de los jóvenes latinoamericanos con los que conviven.