La radio celebra su día

Àngels Barceló, Manolo Lama y Molo Cebrián dan voz a este reportaje, con motivo del Día Mundial de la Radio.

Foto: David Palomo.

Realizado por Sergio Aguilera, Pablo Taboada, Clara Mollá y Lydia Ortiz.

La radio es la voz que siempre acompaña, está presente en las tareas cotidianas, en los viajes o, mientras uno se acaba de levantar, se toma el primer café del día y viste a sus hijos para llevarlos al colegio. La radio es cercana. Es un instrumento compatible y creativo, ya que transmite al oyente imágenes mentales mientras realiza cualquier actividad. La radio es soluble como el tiempo, se esfuma con cada palabra y segundo. La radio es clásica, pero ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos, como el surgimiento del podcast.

La radio en España ha tenido un papel determinante, ha influido en la manera de pensar de la sociedad e incluso ha inclinado la balanza en decisiones de ámbito político, deportivo o cultural. La radio surgió en España en 1924, en tiempos de la dictadura de Primo de Rivera, tuvo un peso importante durante la Guerra Civil, resistió al nacimiento de la televisión y adquirió una mayor influencia tras la muerte de Franco. La radio ha estado presente en los momentos más relevantes de la democracia: el 23 de febrero de 1981 con el golpe de Estado de Tejero, los atentados de Atocha de 2004 o las manifestaciones del 15 de mayo de 2011.

La radio en España no se puede entender sin Iñaki Gabilondo, sin José María García, sin Carlos Herrera, sin Pepa Bueno o sin Carlos Alsina. Ellos y, muchos más, han llevado la información a los hogares durante décadas.

Estudio de Onda Universitaria. Foto: David Palomo.

Según Statista, el 72% de los españoles consumen radio a diario. El público que más escucha se encuentra entre los 35 y los 44 años, mientras que los jóvenes de entre 20 y 24 años son los que menos. Otro dato significativo es el promedio de tiempo que le dedica el oyente, 98,8 minutos al día, una cifra que desciende desde 2012.

Tres voces reconocibles del mundo radiofónico dan vida a este reportaje: Àngels Barceló, presentadora de Hora 25 en la cadena SER; Manolo Lama, locutor deportivo en la COPE; y Molo Cebrián, un periodista que dirige un canal de podcast de psicología (Entiende tu mente).

Influencia popular
“La radio es lo que es más verdad”, así la diferencia Àngels Barceló del resto de medios. La periodista asegura que siempre que pregunta sobre la credibilidad de ellos, la radio sigue siendo el primero. “Hay muchísima gente que se informa por la radio, ya no tanto en directo, como antes, pero sí a través del podcast. La gente que busca información, análisis o ir un poco más allá sigue apostando por ella”, afirma Barceló. Además, reconoce que este medio es mucho más sincero que otros. “Te pilla si mientes, no en si mientes en lo que cuentas, sino en si no eres honesto. Cuando tú muestras un sentimiento, esta te retrata y el oyente se da cuenta si tú no estás siendo sincero con lo que estás contando”, explica la catalana.

“La gente que busca información y análisis, sigue apostando por la radio”, afirma Àngels Barceló.

“Para mí, la radio es periodismo. Te sigue permitiendo dedicarle tiempo a las cosas, algo que en otros medios no pasa”, sentencia Barceló. Además, cree que la radio tiene un punto a su favor y es que no es “esclava de la audiencia”. También, piensa que este medio es diferente al resto debido la intimidad que la radio tiene en el estudio. “En la televisión, hay tantos elementos que entran en juego que tienes muy poco control. En la radio, tú sigues teniéndolo y cuentas con un equipo muy cercano”, afirma la periodista.

A pesar de trabajar en franja nocturna, su trabajo comienza desde las primeras horas del día. Además, explica que durante la emisión, hay cabida para la improvisación y confiesa que de los imprevistos surgen sus programas favoritos. “Somos felices cuando han pasado cosas y nos han obligado a cambiar en directo y a buscar. Los días en que a las ocho de la tarde pasa algo, tiramos lo que tenemos y hacemos un programa nuevo. Es maravilloso”, asegura la periodista.

Barceló reconoce que una de sus preocupaciones son los jóvenes. “Es cierto que, para una determinada edad, la radio sigue teniendo la misma trascendencia, pero me preocupa más que en la gente joven no esté tan presente”, confiesa Barceló. Además, destaca la importancia del lenguaje a la hora de dirigirse a ellos, sobre todo para ofrecer contenidos atractivos. “Me sorprende porque, cuando hacemos programas con público, viene mucha gente joven, es decir, no son muchos, pero los que son, son enfermos (risas). Les gusta mucho la radio y creo que es porque en su casa se lo han inculcado”, explica la periodista.

La radio, al igual que otros medios de comunicación, busca la forma de adaptarse a los nuevos tiempos. “Se enfrenta con curiosidad y con ganas de saber cómo tenemos que hacerlo para dar productos que la gente escuche de otra manera”, asegura Barceló. Este medio está encontrando salida en los podcast, sin embargo, la presentadora ve “un poco complicado” adaptar a este formato programas de actualidad como el suyo, ya que no termina de ver el sentido que tiene “escuchar en podcast lo que ha pasado hoy dentro de una semana”.

Además, según su experiencia, se plantea si con esta evolución que ha tenido la radio, sigue presente el formato tradicional a la hora llevar un programa. “Dudo si hay gente que se traga las tres horas de un programa, porque creo que ya actualmente hay otra manera de enfrentarse a la radio y los medios de comunicación”, concluye Barceló.

Alumnos de la UFV en el estudio de Onda Universitaria. Foto: David Palomo.

El peso deportivo
Acopio, selección e investigación de información, creación de un guion y cuadrar una escaleta. De esta forma tan sencilla resume Manolo Lama la preparación de los programas en los que participa y que captan la atención de numerosos seguidores del deporte. “La radio deportiva tiene una salud de hierro y va a ir para delante. Los programas de radio más escuchados son los deportivos”, asegura Lama.

En cuanto a la calidad del periodismo deportivo, Lama lo tiene claro, todo depende de la opinión de cada uno. “Yo creo que tiene mucha calidad. Es cierto que hemos perdido mucho en las entrevistas, pero es normal porque los clubes se han mancarrado y apenas permiten el contacto con los futbolistas. También es verdad que cuando llegan los Juegos Olímpicos te hinchas a escuchar a los protagonistas”, afirma el periodista.

“No llevo ni iPad, ni papel, ni boli a las retransmisiones”, relata Manolo Lama.

Manolo Lama es una de las voces inconfundibles del deporte, gracias, en gran parte, a sus retransmisiones y su originalidad. Desde que apodó a Raúl El Señor de los Anillos González, hasta a Cristiano Ronaldo como El Bicho, Lama mantiene su estilo, la improvisación. “Yo con las manos en los bolsillos. No llevo ni iPad, ni papel, ni boli. Hay compañeros míos que es verdad que llevan frases hechas, pero yo considero que es un error porque no sabes qué va a pasar”, afirma el periodista de la cadena COPE.

En el repaso por su carrera periodística, Lama destaca dos momentos. El gol de Andrés Iniesta en la Copa del Mundo de 2010 y los Juegos Olímpicos. de Barcelona. De los juegos subraya, concretamente, la entrevista que le hizo a Juan Antonio San Epifanio (Epi), antes de ser el último portador de la antorcha olímpica. “Fue uno de los momentos que más me emocionó. Al igual que cuando entrevisté a Fernando Martín en la noche previa de su debut en la NBA, y a Maradona en el vestuario del Nápoles”, afirma.

Parte de la influencia que tiene Manolo Lama en el mundo del deporte es gracias a su papel de comentarista en el videojuego de fútbol ‘FIFA’. “Si no fuese porque mi hijo y sus amigos me lo piden, no lo haría. Lleva muchas horas, días y semanas de grabación, tiene un trabajo muy costoso y, además, es muy duro porque pueden ser casi 25 sesiones, lo que viene siendo un mes grabando cuatro horas a tope”, asegura Lama.

En el videojuego de EA Sports, Lama comparte protagonismo con Paco González, compañeros desde que empezaron en la Cadena SER, y a quien considera el mejor periodista con el que ha trabajado. “Éramos dos chavales con un sueño en la SER. Ahí nos juntamos un grupo de periodistas jóvenes entre los que estábamos De la Morena, Bustillo y un sinfín de profesionales que le dimos la vuelta a la idea que se conocía de radio y conseguimos algo que parecía inalcanzable en el mundo del deporte, que era ganar y golear a José María García”, concluye Manolo Lama.

Los nuevos tiempos
“El podcast tiene libertad”, así diferencia este formato frente a la radio convencional Molo Cebrián, un locutor que dirige un canal sobre psicología, llamado Entiende tu mente. “El podcast es el presente”, sentencia el locutor. El periodista compara este tipo de contenidos con la televisión a la carta.

Entiende tu mente utiliza un lenguaje cercano, “de tú a tú”, califica Cebrián. El periodista considera que al oyente hay que tratarle como un “amigo”, ya que en muchas ocasiones, el público sabe más sobre los temas que se tratan, que los propios tertulianos. “No dar sermones, hablar y contar aquello que te apasiona con naturalidad”, añade.

“Hablar y contar aquello que te apasiona con naturalidad”, asegura Molo Cebrián.

La preparación para un programa de podcast no varía mucho en cuanto a uno de radio convencional. “Buscar una temática que guste al oyente y al periodista”, comenta Cebrián, porque “la libertad es absoluta al no estar ligado a ningún medio de comunicación”. Otra ventaja que presenta el podcast independiente es la “capacidad de hacer cambios, de innovar al momento”, asegura el locutor.

La gran parte de los capítulos de Entiende tu mente son una tertulia con expertos acerca de un tema en concreto. Pero Molo Cebrián también tiene algún contenido de storytelling o narración de una historia, de forma más literaria.

Cebrián recalca una dificultad en cuanto al mundo de la radio a la carta: la monetización. Con el tiempo, ha llegado la publicidad, pero “el podcast ha nacido de una forma muy amater”, afirma el periodista. No obstante, considera que “se puede vivir de ello, desde una forma extra de pago, a través de publicidad o menciones”.

“La radio tiene que adaptarse a los tiempos, al futuro”, afirma Cebrián. El presentador opina que la gente no escucha un contenido en directo durante 24 horas, es por ello por lo que apuesta por “menos contenidos, pero de más calidad”. El periodista asegura que un partido de fútbol o la retrasmisión de un evento en directo no se pueden hacer en formato podcast directamente.