La inestabilidad política catalana se debate en la UFV

Representantes de los cuatro partidos con más escaños en las elecciones autonómicas de Cataluña del pasado 21 de diciembre acuden a la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) para participar en una mesa redonda.

Fotografía de LuisH. Rodríguez.

Noticia realizada por Luis H. Rodríguez y Sergio Aguilera.

El procés ha llegado a la Universidad Francisco de Vitoria (UFV). Ester Capella, diputada por Barcelona de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Carlos Carrizosa, portavoz de Ciudadanos en el Parlamento catalán, Carles Campuzano, portavoz del Partit Demòcrata Europeu Català (PDeCat) en el Congreso de los Diputados, y Marc Lamuà, diputado por Gerona en el Congreso del Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC), asistieron a un debate sobre el independentismo catalán en la UFV, organizado por el Grado de Periodismo. La mesa fue presidida por Gabriel Sánchez, profesor de la universidad.

Carles Campuzano (PdeCat) y Marc Lamuà (PSC). Fotografía de Luis H. Rodríguez.

Sánchez, quien también moderó, introdujo el evento explicando por qué fueron invitadas estas fuerzas políticas. “No es un debate electoral, por ello se ha escogido a los cuatro partidos más votados”, explicó el moderador haciendo referencia a los resultados de las últimas elecciones del 21 de diciembre en Cataluña.

Tras citar al premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, el moderador invitó a los ponentes a explicar el concepto de nacionalismo. “El nacionalismo divide, resta y genera conflicto”, afirmó con contundencia Carlos Carrizosa. El representante de Ciudadanos aseguró que los independentistas “hacen oídos sordos cuando se les dice que no son mayoría”. “La Generalitat promueve una escuela, una lengua y un pueblo”, sentenció Carrizosa.

“Mi partido no es nacionalista”, Ester Capella.

El portavoz del PdeCat, Carles Campuzano, explicó que el nacionalismo es “una vocación de apertura”. También habló de la lejanía entre el Gobierno central y el de Cataluña. Frente a esta situación, el “independentismo buscó la respuesta en Europa”. Además, el político catalán recalcó que “en política la verdad no la tiene uno”, para realzar lo que calificó como “catalanismo democrático”. Campuzano recordó por qué llevaba un lazo amarillo en la solapa de su americana, el motivo es “expresar la protesta de cuatro personas encarceladas que están en prisión por defender sus ideas”, para referirse a Oriol Junqueras, Jordi Sánchez, Jordi Cuixart y Joaquim Forn.

“España estaba vacunada contra el nacionalismo”, destacó Marc Lamuà.

Ester Capella, militante de ERC, no compartió la tesis del escritor Mario Vargas Llosa, al igual que Carles Campuzano, y afirmó que al premio Nobel “se le tiene que leer más y escuchar menos”. La diputada dejó claro que no se siente interpelada como nacionalista, sino que es independentista. Cuestión que intentó aclarar al explicar que “el independentismo pretende construir la República catalana. “Por tanto, no somos nacionalistas” sentenció Capella al referirse a ERC. Además, defendió la “voluntad inquebrantable de decidir” y reafirmó que “todo proceso de autodeterminación en Cataluña ha sido democrático”.

El cuarto y último ponente en hablar fue Marc Lamuà, del PSC. Destacó que “el nacionalismo en Cataluña se confrontaba con Madrid, ya que este tiene la necesidad intrínseca de buscar un enemigo” y que es una “alteridad dentro de una sociedad”. Lamuà comentó que “el nacionalismo tiende a movilizarse en épocas de crisis” y que este movimiento “nunca es amable”.

“El nacionalismo catalán es populista y antieuropeo”, sentenció Carlos Carrizosa.

El debate continuó con las cuestiones que más inquietan a los españoles sobre la situación en la que se encuentra Cataluña. En el caso de Carlos Carrizosa, dejó varios titulares como que “en Cataluña no hay una ley electoral propia porque beneficia al nacionalismo” o “en España no ha habido intención de cambiar esta ley por culpa del bipartidismo”. Carles Campuzano respondió a Carlos Carrizosa con una frase: “hasta la llegada de Ciudadanos, en Cataluña no había conflicto”. Ester Capella destacó la larga trayectoria democrática de ERC e hizo hincapié en el delito de rebelión y sedición. Para finalizar, Marc Lamuà dejó claro que el PSC “no ha abandonado el catalanismo social”.

Derecho penal del enemigo
Carles Campuzano y Ester Capella, a raíz del lazo amarillo que portaban en su pecho, pidieron la libertad de los que consideran “presos políticos”. A partir de esta afirmación, los dos políticos de ERC y PdeCat hablaron del derecho penal del enemigo. Esta expresión se usa para referirse a las normas que no castigan al autor por el hecho delictivo cometido, sino que lo castigan por considerarlo peligroso. El concepto de derecho penal del enemigo se ha cuestionado desde 1985, cuando apareció en el Código Penal alemán al castigar conductas sin que se hubiera aplicado el bien jurídico. Carles Campuzano añadió que los cuatro presos que están en la cárcel “no han tenido la oportunidad de ser juzgados” y que además “no se encuentran en riesgo de fuga o de destrucción de pruebas”.