La crisis venezolana se discute en la UFV

El 24 de octubre la UFV fue sede de una conferencia para tratar el caso venezolano. Los conferenciantes fueron Tamara Suju, abogada venezolana y Diego Arria ex embajador ante la ONU.

La Universidad Francisco de Vitoria (UFV) contó, el pasado 24 de octubre, con la presencia de Tamara Suju, abogada venezolana, defensora de los derechos humanos y responsable de más de 170 denuncias contra el régimen bolivariano. También estuvo presente Diego Arria, exembajador venezolano ante la ONU. Ambos explicaron la situación en su país y la acusación contra Nicolás Maduro frente a la Corte Penal Internacional.

El encuentro, que duró más de dos horas, fue moderado por el profesor de Derecho Internacional Público Álvaro de la Torre Gil. El docente abrió el acto con una explicación del panorama del derecho internacional y cómo esto repercute en Venezuela. Para comenzar, expresó que la conferencia era “una auténtica oportunidad para que los estudiantes puedan conocer de primera mano cómo está la situación en Venezuela”. Además, explicó: “el mundo está ante un caso poco usual, y esto es importante, el hecho de que varios países se concierten para llevar una denuncia ante la Corte Penal Internacional es algo que no había ocurrido hasta el momento”.

“El país más rico de América Latina es hoy el país más pobre”, afirmó Tamara Suju, abogada defensora de los Derechos Humanos. 

Tras la intervención del profesor De la Torre Gil, Tamara Suju, abogada defensora de los derechos humanos y una de las principales voces a favor de los venezolanos, hizo un breve repaso de la historia de Venezuela.

Según expuso, su intención era “explicar 20 años de historia en una página”, para que aquellos que no conocieran la trayectoria del país tuvieran la posibilidad de entender el porqué de la situación actual, y por qué “el país más rico de América Latina es hoy el país más pobre, está exportando más de dos millones y medio de exiliados a las fronteras, y se está muriendo de hambre diariamente por falta de alimentos y medicinas”.

Recapitulación histórica
Tamara Suju, en su resumen de la historia venezolana, expuso cómo “desde el primer periodo de Hugo Chávez, se fue desmantelando el Estado de Derecho y se iban secuestrando las instituciones, que es lo que le da la fortaleza a la democracia”. Asimismo, explicó cómo Hugo Chávez creó sus propios organismos regionales para poder tener control sobre América Latina, “a sus anchas”.

En su intervención, la abogada, además, agradeció a senadores y diputados españoles por haber defendido la causa venezolana y seguir haciéndolo ante la sociedad europea. Habló también del caso de Leopoldo López, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, y la inconstitucionalidad de las acciones de Chávez y, posteriormente, Maduro.

Suju ha presentado ante el Tribunal de la Haya más de 170 denuncias a funcionarios venezolanos, por asesinatos y torturas.

Destacó, además, que “desde el año 2002 no visita Venezuela un organismo que proteja los derechos humanos, porque siempre lo han prohibido”. Suju explicó que para los venezolanos, “estos últimos cinco años han sido un antes y un después” y dijo que en los últimos tres años el Parlamento Europeo se involucró en el caso venezolano, y “ha producido aproximadamente diez resoluciones que han sido contundentes, denunciando lo que pasa en Venezuela”. También resaltó que “son innumerables los esfuerzos que se han hecho tanto en América como en Europa para, no solo denunciar al régimen, sino tratar de aportar vías y soluciones”.

Para terminar su intervención, la abogada explicó que en febrero de este año se ha abierto un examen preliminar sobre la causa de Venezuela en la Corte Penal Internacional, encabezada por las más de 170 denuncias a funcionarios venezolanos, por asesinatos y torturas, hechas por ella misma ante el Tribunal de La Haya.

El Aula Magna de la UFV acogió la conferencia. foto: Comunicación UFV

Los tuits de Arria
Finalizada la intervención de Tamara Suju, le fue cedida la palabra al exembajador venezolano Diego Arria, quien comenzó diciendo que no iba a hacer más que breves declaraciones o tuits, “al estilo Trump”, ya que consideraba que solo podía complementar lo expuesto por Suju, a quien agradeció su trabajo en favor de Venezuela y su gente.

La primera idea que transmitió fue que “ha costado mucho trabajo explicarle al mundo que en Venezuela no hay un Gobierno legítimo, sino que son bandas criminales que se han apoderado de Venezuela, su patrimonio y que tienen a los venezolanos como rehenes”. Como segundo punto, a petición de Tamara Suju, explicó el funcionamiento de la Fórmula Arria, primera medida democrática que tiene el Consejo de Seguridad de la ONU, desarrollada por el entonces embajador, que permite que “jefes de Estado u organizaciones no gubernamentales puedan participar en discusiones informales con el Consejo de Seguridad”.

“La tragedia nuestra, no es una tragedia venezolana, es una amenaza a la paz y a la seguridad regional e incluso internacional”, destacó el Ex embajador Arria. 

Seguidamente, planteó el cuestionamiento de los venezolanos, “¿cuál es nuestra salida?” Cuestión en la que, para responder, entró en el rol de España en el mundo y dijo: “España fue, tradicionalmente, el gran vocero de las causas de América Latina ante la comunidad europea, y sería terrible que perdiéramos esa voz poderosa tan íntimamente vinculada con nuestras historias”.

Además destacó: “la tragedia nuestra, no es una tragedia venezolana, es una amenaza a la paz y a la seguridad regional, e incluso me atrevería a decir, nos estamos convirtiendo progresivamente en una amenaza contra la paz y la seguridad internacional”. Arria instó también a los gobernantes, sobre todo a los europeos y los españoles, a dejar de pensar en el diálogo y ayudar a Venezuela a buscar otras salidas, porque ya habían intentado las vías de la conversación, sin resultado alguno.

Espacio de debate y conversación
Finalizadas las declaraciones de Diego Arria, se abrió el espacio de dudas y preguntas. Una de las preguntas fue formulada por el politólogo José Manuel Errante, exiliado venezolano y víctima de agresiones del régimen bolivariano. Errante consultó qué estaba gestando la comunidad internacional ante el reconocimiento de la inconstitucionalidad del Gobierno en Venezuela el próximo 10 de enero. Ante esta pregunta, Arria contestó que “para los venezolanos, Nicolás Maduro es ilegítimo hace ya cuatro años”, y que no es necesario esperar hasta enero para que la comunidad internacional deje de reconocer la Presidencia de Maduro. Destacó que se puede empezar a actuar desde ahora, y se puede “consolidar un bloqueo, un cinturón profiláctico alrededor de Venezuela y desconocer todas las actividades financieras que está haciendo”.

 Otras preguntas que llamaron a la reflexión y abrieron el debate fueron la de Gonzalo Barriga, profesor de la UFV y director del departamento de Antiguos Alumnos de la universidad, quien realizó dos preguntas. La primera, relacionada con las cifras de venezolanos que viven en el exilio. La segunda pregunta planteada por el docente tuvo que ver con por qué la oposición venezolana nunca consiguió unirse bajo una misma bandera.

Tamara Suju respondió a la primera pregunta respecto del éxodo, e indicó que “desde el año 2006, han salido más de cuatro millones de personas de Venezuela, en cifras de las Naciones Unidas”. Remarcó como cifras importantes que “el 12% de la población venezolana ha salido del país desde ese año, y 1,3 millones de estas personas están desnutridas”. Además, comentó que la ONU indica que 2,3 millones de venezolanos han salido del país en los últimos dos años. La abogada calificó estas cifras de “escándalo” y pidió a la diáspora que trabaje para sacar al régimen de Maduro “desde dentro”.

Respecto a la pregunta de la oposición, Arria contestó que “esa es la pregunta que todo el mundo se hace”, y que en ocasiones los venezolanos sí se habían unido. Explicó que los partidos opositores “se dividieron en cinco grupos y todavía hay que amarrarlos en el principio unitario. Sería el rescate de la libertad”. “La impresión que le damos al mundo de esa desunión nos perjudica”, destacó.