“El periodista político no puede ser propagandista”

May Mariño Lucena conoce bien la vida del periodista: siempre de arriba abajo, con una agenda apretada y el teléfono en mano. Actualmente emplea la mayor parte de su tiempo de trabajo en política, cubriendo al PSOE para Servimedia.

Entrevista publicada originalmente en Corresponsales de Paz.

May Mariño Lucena conoce bien la vida del periodista: siempre de arriba abajo, con una agenda apretada y el teléfono en mano. Actualmente emplea la mayor parte de su tiempo de trabajo en política, cubriendo al PSOE para Servimedia. Pero no se queda ahí, también es colaboradora en programas de actualidad informativa, como los Desayunos de TVE, la Tarde de 24 horas y la Brújula de Onda Cero. Afirma, sin dudas, que la clave del periodismo es “nunca dejar de preguntar”.

¿Está afectando de algún modo el desafío independentista catalán a la relación entre el PSC y el PSOE?
Sí, por supuesto, los está uniendo mucho más. La visión de Pedro Sánchez y de Miquel Iceta sobre esta cuestión es la misma y marcan la línea del partido de manera conjunta. Están en contacto permanente y los dos tienen claro el modelo federal que se debe imponer en España y sobre el que se debe trabajar: un modelo dentro de la reforma de la constitución. Tanto Pedro Sánchez como Miquel Iceta lo dicen abiertamente,  hay que reconocer la pluralidad de España y las diferencias que hay entre naciones y regiones de España y recogerlo en la Constitución, que sea un estado plurinacional, con un modelo federal.

“Tanto Sánchez como Iceta tienen claro el modelo federal que se debe imponer en España”.
 

¿Por qué el PSOE tiene “prisa” por aplicar la Reforma del modelo territorial, y el PP y Ciudadanos prefieren esperar a que pase el 21 D?
El PSOE explica que su respuesta al desafío catalán es abordando la cuestión del modelo territorial como una oportunidad para modificar todo lo que supone el desarrollo de las autonomías después de 40 años de Constitución. PP y C’s no van tan deprisa porque, según cuentan ellos, no se saca rédito electoral: no ven que modificar la Constitución sea algo que su electorado tenga que ver.

¿Qué ha pasado con Susana Díaz?
Una vez que perdió las primarias se volvió a agarrar sobre su presidencia en la junta de Andalucía, que es donde tiene su bastión electoral, su fuerza.

¿Y no se prevee que vuelva a dar el salto a la política nacional?
Yo eso lo desconozco. Ahora mismo está centrada en Andalucía. Hay que tener en cuenta que sería una de las primeras citas electorales a las que habría que mirar después de Cataluña, además de que es el bastión del partido socialista. Si Susana Diez no saca rédito allí, el PSOE no gana. Y si Susana quiere saltar a la política nacional en algún momento, es de la mano de su partido. Por eso no le interesa un PSOE débil en Andalucía, porque entonces se debilita el PSOE en general.

¿Cómo valoraría actualmente el liderazgo de Pedro Sánchez dentro de su partido?
Dentro del partido se ha reforzado, se ganado la legitimidad que inicialmente no le reconocían en su anterior mandato. Porque aunque también en aquella ocasión ganó en primarias, fue más bien a la vieja usanza, los aparatos indicaron al militante a quien tenían que votar. Ahora ha sido él quien ha cogido esa fuerza que daba la militancia, ha capitaneado esa rebelión interna,  tenía que ser candidato. Por eso ahora sí que tiene esa legitimidad, pues es ganador, arrollando además, en primarias

¿Un periodista político termina siendo simpatizante o incluso votante del partido al que cubre?
Para nada, incluso al contrario, porque llegas a conocer más las miserias de ese partido. Considero que no hay una relación entre una cosa y otra, porque el periodista sigue siendo periodista.

¿Y cómo tomas distancia?
Sabiendo lo que es tu trabajo. Yo mi ideología no la manifiesto cuando hago mis noticias, simplemente me dedico a buscarlas.

¿Qué estrategia va seguir el PSC para atraer al votante catalán?
Mostrarse como un partido que es capaz de aglutinar ciertas corrientes. La prueba es la misma candidatura: está Iceta, que es de izquierda claro, con Leer, el último líder de Unió, que es de derechas, y ha incluido también a gente que estuvo próxima a Podemos, incluso en sus listas. Quieren evidenciar que son capaces de unir distintas corrientes, todas con el objetivo común del pueblo catalán, sacar a Cataluña de esta situación y presentarse como la alternativa tanto a todo lo que son frentes independentistas como a los mal llamados constitucionalistas.

¿Cuál cree que va a ser el resultado del 21D?
¡Uf! Me atrevo a vaticinar que va a haber una alta participación. Eso va a ser la clave en los resultados, va a decir mucho por donde va la sociedad catalana, y creo que va a estar muy dividido. Lo que están diciendo las encuestas se puede traducir más o menos y al final la llave la puede tener los comunes, y aunque no me gusta lo de los bandos, hacia qué bando se inclinan para formar un gobierno.

¿Y a nivel social crees que se va a cerrar un poco esa brecha o esto va para largo? 
Tendrán que pasar muchas generaciones para que esta situación se mejore, o por lo menos así lo ven los analistas. Se han roto muchos puentes sociales, ya no políticos, sino de enfrentamiento entre familias y entre estamentos. Es cuestión de tiempo.

¿Cómo llegó usted a Servimedia?
Primero como becaria, que es por donde teníamos que pasar muchos. Me salió la oportunidad estando en la universidad y aquí empecé y me quedé.

“La agencia de noticias es la mejor escuela de periodismo que puede haber”

¿Quiso siempre trabajar en una agencia de noticias?
No, la verdad es que no entraba en mis planes, pero considero que es la mejor escuela de periodismo que puede haber.

¿Cómo se especializó en periodismo político?
Al final la propia actualidad te lleva. Empecé en nacional, tocando un poco de todo (que es lo que considero que debemos hacer todos  al principio para ir viendo temas). Dentro de la sección de nacional luego me dieron defensa y exteriores, dos áreas que me siguen encantando. Después pasé por economía y energía y al final volví a nacional, a estar dentro de política y dentro de ello en concreto del PSOE, porque es algo que me gustaba. Me vi en la oportunidad y ahí que me lancé.

¿Destacaría alguna característica del periodista que cubre el PSOE?
No, aquí el periodista puede servir como en todos, simplemente es tomarte en serio tu trabajo y saber a qué te dedicas, porque tienes que ser periodista y no propagandista.

¿Cree que la agencia de noticias es el medio más objetivo/honesto? 
Sí, lo creo y además lo defiendo mucho. La agencia no se puede permitir las licencias que se permiten otros, que incluso provocan interpretaciones que no son. Las agencias son las que se mantienen más fieles. Por eso creo que es la mejor escuela.

¿Qué papel juega una agencia de noticias cuando los mismos medios digitales y las redes sociales le van quitando terreno con informaciones al minuto?
Eso es una cuestión que se debería analizar ahora. Los medios digitales dan esos datos en solamente en momentos especiales, no con todas las informaciones. Las agencias sí dan todas las noticias. En una manifestación esos medios están dando más noticias de detalles, mientras en una agencia se sigue dando una visión más global, la noticia en sí.

¿Eso también valdría también con los atentados y el modo en que las propias fuentes comunican a través de las redes sociales?
Sí. Tenemos que adaptarnos a que las fuentes no están solo por teléfono, pero no se debe olvidar nunca que hay que contrastar.

¿Es realmente necesario que haya una agencia de noticias especializada en temas sociales en España?
Por supuesto, no hay más que mirar las portadas las portadas de los periódicos para ver la poca cabida que tienen los temas sociales, y luego mirar nuestra realidad y ver realmente que es lo que nos importa

¿Qué anécdota podría contarnos de su paso por la UFV?
Las muchas risas que me pegué en los estudios de radio con compañeros. Más que anécdotas, momentos con “compis” es lo que no olvido.

¿Qué consejo daría a los estudiantes de Periodismo que pronto saldrán al mercado laboral?
Que estudiar hay que estudiar, pero que este oficio se aprende mucho en la calle. No se debe tener vergüenza a la hora de preguntar, pues hacer preguntas no significa que seas más ni menos que nadie. Hay muchos compañeros que cuando pasan los años se creen que por preguntar parece que eres un becario. No. Hay que seguir preguntando y sobre todo nunca perder la cultura, seguir manteniendo estudios: tenemos que saber un poquito de todo, y estar al día de las cosas. Y saber idiomas, que todo pasa por ello.

¿Y en concreto a los que les gusta la política?
Que esto va de escuchar mucho a la gente. No ir por ideologías, no perder la visión, sino preguntar y hacer que los políticos demuestren lo que están diciéndote que van a hacer, porque se supone que la política es para mejorar la sociedad.