Cómo es un día en onda universitaria

Un día en la radie requiere más trabajo del que pueda parecer.

Un programa de radio no depende solo de una persona, sino que hay mucha gente detrás,  presentador, colaboradores, técnicos… Cada uno tiene una función muy importante, sin la cual el programa no podría salir adelante. Los de mayor responsabilidad son el presentador, quien guía el programa, y el técnico, que controla la mesa de sonido para hacer entrar los cortes y comprobar que funcionan los micrófonos.

Este curso, Mirada 21 estrena el nuevo edificio de la Facultad de Comunicación de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV). Todas las tardes hay programas que se emiten en directo, a los que se puede acceder a través de ondauniversitaria.es. Los programas que se pueden encontrar en esta emisora son Con dos de azúcar, Zona mixta, Informativos, 7 pulgadas y El reservado. Cada emisión cuenta con un técnico, encargado del sonido y la entrada de los cortes; un presentado; que hace el guion y lleva el hilo del programa; y los colaboradores, que tienen que escribir las secciones que harán.

Los cortes que entran son muy variados y dependen de lo que el presentador y los colaboradores decidan en función de las secciones que se hacen en cada programa. Una vez decididos los cortes, se suben a una nube que llega a todo el edificio a través del programa Dalet, una aplicación muy usada en radio.

Un día en Onda Universitaria para un presentador, antes de empezar el programa, implica unir todo el guion y llevarlo a imprimir en Reprografía. Durante la emisión, además de disfrutar, es el responsable de que todo siga su orden, como se especifica en los guiones, y ayudar a sus colaboradores dándoles paso o pidiendo opiniones. “Lo importante es estar tranquilo, aunque siempre hay nervios”, explica Julio Martínez, uno de los presentadores de Con dos de azúcar.

El técnico debe estar muy atento a las indicaciones que el presentador le dé. También es el encargado de que entren los cortes indicados en el guion que se le da previamente. Además, debe comprobar que se escuchen los micrófonos y estar pendiente de la emisión en directo..

Cada programa es de una temática distinta, por lo que tanto el presentador como los colaboradores deben tener conocimientos básicos sobre dicha temática y estar atentos a la actualidad. Suelen hacerse concursos y debates, pero siempre girando en torno al mismo tema.

Después de hacer el programa, los colaboradores, el presentador y el técnico se reúnen con el jefe de la radio, Alfredo Arense, para valorarlo. Hablan sobre lo que se ha hecho bien y los fallos, para así tomar nota en el próximo e ir mejorando. Esta reunión no suele tardar más de quince minutos y se hace en todos los programas.