Ciencia y arte se juntan para reflexionar sobre la belleza y el dolor

El Ciclo Horizontes de Razón Abierta ha reunido a docentes de las facultades de Ciencias de la Salud y Bellas Artes en la UFV, para hacer una aproximación a ambos conceptos.

Las facultades de Ciencias de la Salud y de Bellas Artes de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) organizaron una mesa redonda bajo el nombre La belleza, ¿herida?, el pasado 31 de octubre, para aproximarse a los conceptos del sufrimiento y de la belleza desde la medicina y el arte. Esta charla fue la primera parte del Ciclo Horizontes de Razón Abierta, que finalizó el miércoles 7 de noviembre con un diálogo entre alumnos y antiguos alumnos.

La mesa redonda contó con docentes de ambas facultades, que reflexionaron sobre cómo el dolor aparece en el arte y la belleza que hay en cuidar a un enfermo. La belleza herida es un tema que interpela al sufrimiento del enfermo, y es algo de lo que se puede extraer belleza. Cuidar de un paciente supone acompañarlo en todas sus etapas”, aseguró la profesora Cristina Papadakis. “La belleza de nuestra profesión erradica de cuidar a estas personas”, añadió.

El profesor de la facultad de Ciencias Biosanitarias Ricardo Abengózar continuó en la línea de la doctora Papadakis, y añadió que ver al paciente “como un problema o un conjunto de problemas” puede llevar a equivocación y “a entender mal la realidad”. “Nuestro paciente es más que un problema”, añadió Abengózar, quien después abrió un pequeño debate sobre los sentimientos de los enfermos.

“¿Cómo se mide la incertidumbre, el miedo, todos esos factores inmensurables que afectan al enfermo?”, preguntaba a los espectadores. “No se puede”, respondió el propio Abengózar. “Es ahí cuando te encuentras ante un otro yo, que es único e irrepetible, y, además, está enfermo, sufre y viene a tu consulta a pedirte ayuda. Esto te conmueve, y no puedes hacer otra cosa que remangarte y ayudarle”, añadió.

“Artistas como Van Gogh se trataban a raíz del arte”, aseguró Pablo López.

Pablo López, director del Grado en Bellas Artes de la UFV, comenzó su intervención afirmando que el tema de la mesa le parecía “violento” y le “impactaba”, pero que la propuesta le parecía “magnífica”. “Hablamos del sufrimiento y tenemos en común a médicos, creadores, artistas… y nos llama, desde distintos ámbitos, a transmitir esperanza”, aseguró López.

El docente continuó su turno visualizando imágenes de distintas obras artísticas de Frida Kahlo, Mark Rothko y Francisco de Goya que mostraban el dolor que sufrían estos autores, debido a las enfermedades. “Artistas como Van Gogh se trataban a raíz del arte”, aseguró López, quien concluyó su participación afirmando que “la belleza puede ser desagradable”.

La moderadora de la mesa y coordinadora del Instituto John Henry Newman, Rocío Solís, finalizó el acto dedicándole unas palabras al joven público, que se mantuvo muy participativo y atento durante toda la charla. “Os iba a decir que no sabéis la suerte que tenéis de tener profesores como estos, que siempre están dispuestos a hablar y ayudar a formaros, pero es que nosotros también tenemos mucha suerte de tener alumnos como vosotros, que os quedáis más tiempo solo para preguntar y aprender más”, aseguró Solís.