Un grupo de investigación UFV trabaja en nuevas técnicas contra el Parkinson

La enfermedad de Parkinson (EP) es la segunda afección neurodegenerativa más frecuente. En el momento actual, afecta a entre 7 y 10 millones de personas en el mundo y se estima que su prevalencia se duplicará en los próximos 25 años. La enfermedad se caracteriza por lentitud de movimiento, rigidez, temblor e inestabilidad postural, lo que afecta al resto de áreas motoras y cognitivas en fases más avanzadas. Esto conlleva una limitación en la autonomía de quien la sufre y, por tanto, elevados costes para el paciente, sus familiares y el sistema sanitario. Hoy en día, no existe cura para la enfermedad.

El tratamiento más efectivo es el farmacológico, no exento de efectos adversos y que, dado el carácter crónico y progresivo de la enfermedad, va perdiendo eficacia a largo plazo. Existen opciones terapéuticas avanzadas que implican cirugía cerebral, sin embargo, no todos los pacientes son candidatos a este tratamiento y muchos la rechazan.

El grupo de investigación en Neurorrehabilitación de Daño Cerebral de la Universidad Francisco de Vitoria está desarrollando técnicas no invasivas para conocer mejor el funcionamiento de los circuitos cerebrales alterados en la enfermedad de Parkinson y trabaja en sistemas de neuromodulación que permitan mejorar la sintomatología.