El narcotraficante Joaquín El Chapo Guzmán fue extraditado este viernes a Estados Unidos. El Gobierno mexicano de Enrique Peña Nieto entregó a las autoridades del país vecino al líder del cartel de Sinaloa. El afamado delincuente estaba reclamado por la Justicia de varios estados.

Pablo Escobar se entregó a las autoridades de Colombia después de conseguir que se aprobara una ley prohibiendo su extradición.

La entrega se produjo después de que el Quinto Tribunal Colegiado en Materia Penal en la Ciudad de México le negara el amparo presentado por el capo para evitar su extradición. El Chapo Guzmán no consiguió cumplir condena en su país, algo que se sí logró su homólogo Pablo Escobar, quien se entregó a las autoridades de Colombia después de que se aprobara una ley prohibiendo su extradición.

La Cancillería informó de que el Gobierno de la República había entregado al narcotraficante a EE.UU.

La Cancillería informó en un comunicado de que “puso a disposición de la Procuraduría General de la República a Joaquín Guzmán Loera, y a través de la misma, el Gobierno de la República entregó al Señor Guzmán Loera a las autoridades los Estados Unidos de América”.

El aeropuerto de Ciudad Juárez fue testigo de la marcha del mayor narcotraficante del planeta con destino a Nueva York. Según muchos analistas, el día en el que se ha producido la extradición no es casualidad. Peña Nieto quiere demostrar al nuevo presidente de Estados Unidos su buena voluntad para colaborar en lo que necesite.